Los médicos también son adictos

La medicina es una profesión difícil, dado que muchos médicos se vuelven adictos a sustancias para poder sobrellevar el estrés. Ser médico no es nada fácil, ya que las largas jornadas y el poco tiempo que se invierte en la vida personal de cada uno afectan social y psicológicamente a todos los que se dediquen a ese rubro.

El problema de las adicciones en profesionales de la salud viene de años atrás, incluso en España hay centros de ayuda especialmente para ellos, sin embargo, el tema se agravó durante la pandemia por covid19 pues el estrés, la ansiedad y la incertidumbre se apoderaron de sus vidas.

Los factores vivenciales en un hospital afectan al médico, al grado de buscar remedios para tranquilizar sus emociones y descansar mejor después de una larga jornada, lo anterior ha llevado a muchos profesionales de la salud a tomar el camino de las drogas como la marihuana, la cocaína (para mantenerse alertas) y el alcohol.

Pedir ayuda se les dificulta mucho porque, aunque saben que tienen un problema, el estigma les afecta no sólo emocional y socialmente, sino que se enfrentan al riesgo de desprestigiar su imagen y perder su trabajo, algo que les ha costado años de inversión y una vida complicada.

Entre 2019 y 2020 los números de profesionales de la salud adictos a alguna sustancia crecieron en un 30%, en su mayoría eran mujeres quienes decidieron recluirse voluntariamente para poder dejar su drogadicción.

Es importante conocer que este tipo de adicciones devienen de un espacio complicado de sobrellevar ya que trabajar para salvar personas a diario es un tema fuerte, en un hospital se ve de absolutamente todo y a la larga causa niveles de estrés alto.

Además, pedir ayuda también se les dificulta porque “los médicos son pésimos pacientes”, están acostumbrados a estar del otro lado, a brindar ayuda a los demás y no ser ellos quienes la necesiten; actualmente se sabe que quienes tiene más riesgo de insertarse en algún tipo de drogadicción son los profesionales de la salud más jóvenes ya que la competencia hoy en día es muy dura, el trabajo a veces es escaso y “demostrar ser el mejor” es algo negativo que induce a querer consumir algo para sentirse mejor consigo mismos.

La adicción en médicos es real y debe tratarse a tiempo, podría no sólo afectar su vida personal, sino también en gran medida su vida profesional, de igual manera en los centros de ayuda se les brinda terapia psicológica y psiquiátrica para llevar una vida mejor y seguir ejerciendo.

 

Referencia:

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s